Entrevista a Edgar Morilla

Os pido que disfrutéis de una entrevista en la que un culturista y preparador como Edgar se ha dispuesto a tocar todos los temas candentes y relevantes que rodean a la musculación. Aquí hay reflexión, pensamiento, conversación, matices. Nada de dogmas ni respuestas cortas.

Simplemente, leed y disfrutad.

edgar“El tiempo y la energía son recursos finitos, y yo soy sumamente cuidadoso con economizar ambos”

Qué te parece si nos introducimos primero en tu carrera como culturista? ¿Por qué te enganchó el culturismo? A qué edad comienzas a entrenar, a qué edad empiezas a competir y a qué edad empiezas como preparador. Tu mayor satisfacción, ¿ha sido como competidor o como preparador?

Desde mi infancia he tenido especial predilección por el ejercicio físico y por el arte, con estos precedentes, la probabilidad de que me sedujera el culturismo era bastante alta, puesto que son dos aspectos que confluyen en su práctica.

Mis primeros coqueteos con las pesas empezaron con doce años, como a esa edad no te dejaban apuntarte al gimnasio, una mancuerna salter y unos extensores sumados a algo de ingenio eran mis instrumentos para conseguir el sueño de llegar a tener un físico muscular, y no fue hasta a los 16 años, edad “socialmente aceptada” cuando mi padre me apuntó al gimnasio donde años atrás él mismo también entreno, el mítico Francisco del Yerro, aunque los entrenamientos en esta época quedaron muy diluidos en los fulgores de la adolescencia y otras aficiones que pertenecen a otras de mis facetas e intereses. Finalmente, a los 21 años, en un momento de mi vida muy concreto, empiezo a entrenar con consistencia y me decido a emprender el estilo de vida necesario para lograr ser el mejor culturista que pudiera llegar a ser. Desde ese momento empieza mi interés por la competición, el compromiso de mostrar un resultado en la tarima, unido a elementos escénicos y artísticos que conllevan el mostrar una obra física a través del posado.

Desde el inicio de mi práctica también mostré una tendencia natural al conocimiento de las diversas áreas que confluyen en el desarrollo de un físico culturista, por lo que mi labor como profesional se ha desarrollado de manera gradual y en muy diversos roles dentro del sector del acondicionamiento físico y la nutrición. Respecto a mi labor como entrenador, me proporciona grandes momentos y amigos, y satisfacciones igual de positivas que cuando me he subido a una tarima de competición, pero no sabría decirte qué me gusta más, puesto que para mí ambas son facetas que nacen del entusiasmo por el culturismo.

En tus fotos de Instagram o Facebook haces gala de comer productos muy alejados del “arroz y pollo” clásico. ¿Crees que existe demasiada mitología en cuanto a lo que se puede o debe comer? ¿Siempre has comido “lo que te ha dado la gana” por decirlo de alguna manera?

Lo que existen son errores muy arraigados, uno de ellos es la generalización y otro la restricción. En el primero cometemos el error de establecer pautas que no tienen en cuenta la singularidad del individuo, y en el segundo se cae en el error irracional de pensar que la correcta nutrición debe basarse en unos pocos alimentos, cuando abastecer la demanda orgánica requiere de una gran cantidad de nutrientes que están contenidos en una diversa gama de alimentos. El hecho de que nos guste variar los platos o que exista una señal fisiológica de “empacho” y asco nos evidencia esa necesidad de variedad.

En mi caso utilizo los alimentos y platos que más me gustan y mejor se ajustan a mi necesidad, no debiera existir una brecha entre el gusto culinario de una persona y su correcta nutrición, y yo, que llevo unos cuantos años bajo los rigores del culturismo, veo esencial alimentarse de tal manera que el aspecto emocional de la comida este igual de satisfecho que el nutritivo, creo en la fluidez y en la inteligencia más que en el sacrificio vacuo y las penitencias o auto-castigos disfrazados de dieta.

¿Qué opinas de lo que dicen la mayoría de los culturistas del “solo hay un camino” para ser culturista? Siempre hablan de entrenar duro y hasta la extenuación, y las pautas para comer parecen las mismas casi siempre. Entrenar hasta el fallo, hasta las agujetas, máximo peso que sea posible…Explícanos por qué no estás de acuerdo con eso.

Es un error pensar que solo hay un camino, al igual que es un error pensar que solo hay una opinión general en el culturismo, y pese a que es verdad que hay una facción espartana que hace gala del esfuerzo extremo que realizan, yo siempre he pensado que es una manera de validar nuestra incomprendida disciplina revistiéndola de encomiable esfuerzo. Si bien es cierto que conseguir un cuerpo excelente es terreno vedado para el que esté dispuesto a adoptar un comprometido estilo de vida, yo me posiciono en focalizar toda la atención en los resultados con el menor coste posible, máximos resultados con el mínimo esfuerzo es el paradigma por el que yo me guío para seguir evolucionando como atleta y entrenador. En definitva, el tiempo y la energía son recursos finitos, y yo soy sumamente cuidadoso con economizar ambos.

Por otra parte el éxito en el culturismo se basa en la precisión para estimular y satisfacer la demanda adecuadamente, la precisión es más importante que el exceso, que además, antes o después se acaba pagando. A mí me interesa tanto la maximización de resultados como la minimización de riesgos.

En internet vemos que hay una cantidad de información que en su totalidad es imposible de asimilar: multitud de blogs, revistas, estudios y profesionales con sus distintas opiniones. Si yo soy un chaval de veinticinco años y mi objetivo es mejorar, ¿es bueno o malo captar la mayor cantidad de información posible en este contexto?

La información sin un criterio de selección y criba conduce a la complejidad y ésta es el terreno abonado para la falta de resultados deseados, además últimamente veo a muchos chicos con mucho conocimiento pero fragmentado, resultado de solo consultar internet, y no libros o cualquier tipo de formación que es lo que dota de una mayor estructura para justamente poder dilucidar o situar en el contexto adecuado lo que ya luego leemos de fuentes mas escuetas y arbitrarias y podremos desestimar con mayor fortuna toda la información irrelevante, sesgada y parcial que abunda por la red de redes.

Alimentación, entrenamiento y descanso. Por ese orden, son, en teoría, los tres pilares sobre los que hay que trabajar el fitness y el culturismo. ¿Crees que si tenemos los tres controlados y optimizados, sacaremos nuestro mejor rendimiento? ¿Hay otros factores? ¿Cuáles?

¿Tienen algún orden o mayor importancia cada una de las patas de una silla? Más bien todas tienen una importancia similar, es un error pueril el pensar que uno de los pilares del culturismo es más importante que los demás, más bien la silla cumple su función cuando todas las patas se mantienen equilibradas y estables.
Los pilares fundamentales como bien comentas son tres, entrenamiento, alimentación y descanso, por otra parte estarían los factores psicológicos que cohesionan los pilares, esencial en todo el proceso sería la salud, que siguiendo con la analogía sería el terreno sobre el que se sustentan los pilares, y para el que esté pensando que obvio todo lo relativo a las tecnologías ergogénicas, les diré que no es un pilar, sino un “extra” que refuerza y optimiza los pilares.

¿Ves necesario el consumo de suplementos? Y si es así, ¿En qué medida? ¿Qué suplementos crees que merece la pena tomar?

La individualidad manda, y si esa persona tiene alguna demanda no satisfecha, sea por el motivo que sea, la correcta suplementación, o sea la que le abastezca su demanda, le será de utilidad. Si por el contrario esperamos un resultado extraordinario o una fuerte actividad ergogénica, mucho me temo que la mayoría solo son efectivos por el efecto placebo, lo cual por supuesto no es desdeñable, pero yo personalmente prefiero usar otras maneras más honestas de usar la capacidad de nuestro cuerpo para somatizar una creencia como podría serlo el tomar un suplemento que no tiene ninguna actividad real pero que el usuario, fuertemente sugestionado y bombardeado subconscientemente con imágenes altamente sugerentes, le crea el tan ansiado efecto placebo.

Partiendo de la base de que la eficacia de un nutriente o compuesto nutricional radica en la demanda de nuestro cuerpo por este, me decanto por suplementos que nos aportan nutrientes que suelen ser deficitarios, como por ejemplo algunos ácidos grasos o densificar en micro nutrientes la nutrición diaria al igual que considero muy útiles por practicidad todos los nuevos productos que simplifican la correcta nutrición “lista para comer”.

No obstante quiero aprovechar para hacer un llamamiento a la importancia de enfocar nuestra atención a satisfacer nuestra demanda de nutrientes por medio de alimentos completos puesto que esta es la forma en la que más provecho y sinergia sacamos de todos ellos.

¿Consideras necesaria la ingesta de esteroides anabólicos para alcanzar el máximo nivel en el culturismo?

Para empezar, el máximo nivel en el culturismo es un concepto bastante amplio, ¿de qué máximo y para quién hablamos? Si queremos dar nuestro máximo en el culturismo pero acorde a la particularidad vital de cada uno la respuesta a usar o no determinados recursos es personal. En el culturismo lo necesario, es mostrar un desarrollo físico, lo demás está condicionado por esto último.

¿Cuál consideras que es el nivel de peligrosidad del consumo habitual de esteroides del 1 al 10, del tabaco por otra parte, y del alcohol por otra? ¿Por qué crees que hay tanta confusión respecto a los esteroides y por qué están “demonizados”?

El concepto de peligrosidad es algo muy amplio y difuso como para poder cuantificarlo de manera concreta, absolutamente todo tiene peligrosidad, o dicho de otra forma, la diferencia entre veneno y antídoto está en la dosis, por lo tanto en un amplio termino la peligrosidad está ligada a la ignorancia en su forma de uso.

Tampoco soy partidario de hacer demagogia comparando un deportista con un fumador, son cuestiones totalmente diferentes como para que ni merezca la pena cualquier comparación, las estadísticas están ahí, el tabaco en nuestro país suele acabar anualmente con la vida de unas 50.000 personas y tiene el sello del estado, y desconozco datos fiables acerca de problemas de salud derivados de esteroides en nuestro país, pero sí me atrevo a afirmar que son casos aislados comparados con lo extendido de su uso en la actualidad, y que cuando se producen, tienen más que ver con la escasa calidad de las adulteraciones resultado de las medidas prohibicionistas, unido a una ignorancia también subyacente a esta ridícula caza de brujas que no permite el estudio y el avance en estas materias.

Están demonizados por la ignorancia y por el síndrome del “fruto prohibido” que hipérbola lo que realmente desconoce pero llama la atención del ignorante. Nadie se escandaliza por que una mujer haga una terapia de sustitución hormonal (y se prescribe para asuntos tan estéticos como el acné) o por qué nuestro vecino haya remodelado con cirugía su cuerpo en una clínica de Colombia, pero luego nos escandalizamos porque un chico quiera tomar algunas hormonas para aumentar su rendimiento o mejorar su imagen…

¿Por qué nadie habla de esteroides dentro del mundo del fitness, teniendo en cuenta que su consumo es algo habitual? Se habla de dietas y de entrenamientos, pero no de esteroides. ¿Qué opinas tú?

Opino que bastante peso tiene a sus espaldas el atleta competitivo como para además exigirle una sinceridad que le estigmatizaría con seguridad, unido a que la legislación no permite mucha libertad en estas cuestiones como para airearlas con alegría. Se achaca en muchas ocasiones a los atletas de poco transparentes muy injustamente, la presión institucional, social y legislativa es brutal.

¿Qué opinión tienes del el uso de esteroides en alguien que no tenga por objetivo competir?

No es una cuestión de competir o no, la tarima de competición no es un lugar sacrosanto que justifique cualquier práctica, más bien se trata de un tema personal acerca de qué tipo de físico se quiere conseguir y hasta donde se está dispuesto a hacer para llegar a él. Son asuntos estrictamente personales, un autentico culturista no debiera aprobar o desaprobar el camino que otro compañero escoge, el principio de propiedad sobre el cuerpo y la libertad para conducir nuestros intereses vitales debiera prevalecer por encima de cualquier opinión, en este terreno me mantengo inamovible: nunca incurriré en la ignominia.

¿Qué opinión te merece el mundo de la industria del fitness y el culturismo en general en nuestro país? ¿Y en Estados Unidos? ¿Podrías mencionar dos cosas positivas y dos negativas?

En nuestro país goza de una salud excelente. El retraso que teníamos en la industria, comparado con las potencias americanas y alemanas se ha equiparado. El gimnasio es el centro de deporte y ejercicio del mundo moderno y la atención a la correcta nutrición y el ejercicio para un cuerpo mejor ha hecho crecer una industria de grandes dimensiones. Años atrás las diferencias entre USA y España eran más evidentes, en la actualidad esta distancia se está acortando resultado de la globalización de la industria vía internet, si bien hay diferencias culturales que condicionan a cada lugar, en ese caso en España todavía tenemos mucho que aprender de la cultura americana, donde no se tiene fobia al excelente o por lo menos no se percibe una envidia tan acusada e instalada en la sociedad como la española.

¿A qué crees que se debe la explosión de la moda Men´s Phisique? ¿Crees que la evolución de las competiciones girará hacia ese tipo de cuerpos?

La categoría es nueva, pero no ese tipo de físicos. Entorno a los gimnasios más “machacas” siempre han revoloteado atletas que buscaban las herramientas culturistas pero para objetivos más asequibles o menos extremos, únicamente es que estos chicos no tenían categoría para mostrar sus preparaciones, demanda que muy acertadamente supo ver e incorporar la IFBB con la categoría Men´s Phisique.

Desde luego la categoría seguirá creciendo mucho más, aunque no creo que acabe con el culturismo, este siempre es minoritario y es muy diferente, no solo en cuanto a físico sino también en cuanto a la tipología del carácter del atleta. El culturismo puro tiene algo especial y poderoso para los que conformamos esa categoría.

Nos gustaría saber tu top 5 de culturistas favoritos y por qué son tus preferidos, y 2 españoles que te llamen o hayan llamado mucho la atención, pudiendo ser actuales o de otra generación.

En cuanto a mis referencias distingo muy mucho entre físicos preferidos o referentes de una manera más amplia, en mi concepción personal de lo es un culturista no solo se refleja el físico, sino su carrera profesional y empresarial, ya que son áreas que me interesan y están relacionadas con el culturismo.

Si hablamos de físicos, me gustan aquellos que han sabido conjugar desarrollo físico con forma y armonía, Flex Wheeler y Kevin Levrone tal vez estén entre mis predilectos.

En cuanto a referentes de manera más amplia, soy un acérrimo incondicional de Tom Platz, representa todo lo que me apasiona, un culturista entusiasta, un adelantado a su época, una personalidad electrizante, interés por la psicología y la capacidad de explotar el culturismo como una actividad próspera.

En el plano nacional algunos de mis físicos predilectos son el del José Cano, Juanjo Manero, Esteban Amat y actuales Jordi Martin Zafra y Jorge Zamorano, por citar algunos. Como referente en el sentido amplio sin duda con Raúl Carrasco, por llegar a culturista profesional hecho a sí mismo, por consistencia, por pasión por el conocimiento y por ser un gran emprendedor.

 

 

Para cualquier duda, podéis consultar su página web:
www.edgarmorilla.com

Anuncios