Por qué el cardio es fundamental para mí

Cuando la gente me pregunta qué cantidad de cardio hago a la semana y les respondo que alrededor de 45 minutos 4 días a la semana, se sorprenden porque creen que es demasiado. Puede haber opiniones muy diversas y válidas, pero en mi caso es un aliado muy potente a la hora de conseguir el físico que quiero.

De hecho, hay personas que ni siquiera pierden su tiempo en hacer ejercicio cardiovascular, como puede ser correr, usar la elíptica o la bicicleta estática. Es una opción válida, sobre todo para aquellos que tienen gran facilidad para definirse o verse bien tonificados simplemente controlando su ingesta de macros.

Además, muchos ven el cardio como algo aburrido y sacrificado. Estoy de acuerdo en que hay días, cuando estamos muy cansados, que hacer 40 minutos de cardio a media intensidad puede ser un bajonazo.

8767548161_f92a6e819eSin embargo no redacto este post para desanimaros: quiero que veáis los grandes beneficios que tiene para la salud, la composición corporal y también para no sacrificarnos tanto en el plano nutricional.

Salud: hacer cardio es increíblemente sano, y esto es una verdad como un templo. Además de ejercitar el corazón (que también es un músculo, y es el más importante de todos), fortalecemos los pulmones, nos ayuda a combatir el sobrepeso y genera una sensación de bienestar y relajación incomparable.

Funcionalidad: si hacemos cardio usualmente, no tendremos problemas para realizar un esfuerzo extra en un momento determinado de nuestra vida diaria (una gilipollez como llegar a tiempo al autobús o al metro) sin tener que estar jadeando quince minutos después de haber acometido dicho esfuerzo.

Motivos puramente físicos/estéticos: lo que el ejercicio aeróbico me aporta en mi caso, y este es quizá el más importante de mis motivos, es que al sumar la quema de 400 kcal extra a mi metabolismo basal me permito el lujo de saciarme mucho más en las 4 comidas que hago. Esto es importantísimo, ya que es complicado mantener un porcentaje de grasa cercano al 10-12 % sin mermar la alimentación. Por una parte, me aseguro de que no pasaré hambre, incluso comeré con más ganas haciendo ese cardio, y por otra tengo un remanente de kcal que puedo usar a mi favor en función de si quiero ganar o perder más peso. Es simple: sin cardio quemo unas 2.300 kcal, y con cardio 2.700, por lo que me puedo permitir muchos más lujos en materia alimenticia.
Ojo, que 400 kcal son una cantidad nada desdeñable. Un plato de arroz de 100 gramos, 40 gramos de arroz y un par de huevos, dos plátanos y tres huevos, 100 gramos de jamón serrano y 50 gramos de arroz…

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s