Esteroides: desinformación total

¿Están presentes los esteroides en el fitness y el culturismo? Pues claro. ¿Son el demonio? No, pero nadie nos informa. ¿Por qué es tan evidente que se usan y ni los culturistas ni los medios ni nadie de la industria lo tratan de forma natural? Quizá sea por el estigma.

Anabolic steroids

Historia e indicaciones

Los esteroides son el secreto a voces peor (¿o mejor?) guardado por la industria del fitness y el culturismo desde que los atletas comenzaran a usarlo a mediados del siglo XX. Previamente, la testosterona fue sintetizada de forma artificial por primera vez en 1939 gracias a las investigaciones de Adolf Butenandt, incluso se ha documentado que varios soldados de la Alemania nazi recibieron dosis de testosterona.
Por lo tanto, hay que remarcar que los esteroides en un principio se usan como fármacos. No hay más que ver el prospecto del winstrol, por ejemplo, y sus indicaciones terapéuticas:
– Anemia aplásica
– Enfermedades crónicas y debilitantes
– Osteoporosis posmenopáusica o del anciano
– Quemaduras extensas
– Fracturas de lenta consolidación
– …incluso en pediatría, para el retardo del crecimiento estatural y ponderal
Por lo tanto (y aunque haya esteroides más potentes y peligrosos que éste), podemos considerar que los esteroides no son ni el ISIS ni la droga más jodida que existe en este mundo. Son fármacos, punto.

Definición lo más sencilla posible

¿Qué son los esteroides? Voy a intentar explicarlo de forma sencilla: el cuerpo de un hombre produce testosterona de manera natural, pero también nos la podemos “meter” desde fuera. Eso es básicamente un esteroide anabolizante, meterte testosterona exógena para alcanzar niveles mayores de los que podríamos alcanzar de forma innata, y beneficiándonos por lo tanto del efecto de aumento muscular que provoca un mayor nivel de esta hormona. Sin embargo, aumentar los niveles de testosterona provoca otros efectos además de aumentar de tamaño muscular, y de ahí que algunos efectos secundarios nos intimiden y nos pensemos más de dos veces si merece la pena llevar a cabo un ciclo (es mi caso).

La producción endógena de testosterona natural de nuestro cuerpo se detiene si la tomamos de forma exógena, por lo que los esteroides no serán el único fármaco que hemos de tomar. Después viene lo que se conoce como “post-ciclo”, destinado a recuperar la producción normal de testosterona tras las semanas de ingesta o inyecciones de esteroides, y que se compone de sustancias como HCG, Nolvadex o Clomid.
Esta última es la manera “recomendada” de hacerlo, ya que, junto con un protector hepático, nos aseguramos de reducir al mínimo los efectos secundarios. Bueno, y aún así no hemos contado con otro tipo de sustancias “secantes” que también se usan durante estos períodos: clembuterol, ECA (Efedrina+cafeína+aspirina) o T3. Personalmente, me parece un cóctel demasiado grande como para no tener cuidado.

Pero, ¿son tan malos como nos venden o el problema es el secretismo?question-mark-1019993_960_720

Pues a mi juicio, no hay más que ver las estadísticas de mortalidad por culpa de su consumo en comparación con drogas legales como el tabaco o el alcohol. Evidentemente, siempre hay excepciones y hay casos de culturistas que han tenido problemas cardíacos u otros, pero en estos casos quizá el problema haya sido más de abuso. Como todo en este mundo, del exceso proviene el daño. Asimismo, apenas hay estudios sobre los efectos secundarios a largo plazo provenientes del consumo de esteroides, si bien podemos ver a fisicoculturistas entrados en años como Arnold, Frank Zane, Lou Ferrigno o Franco Columbu gozar de buena salud.

La gran mayoría de competidores y la industria no dicen ni mú

Cartoon Bodybuilder Flexing

 

Aquí está el que para mí es el mayor problema de todos: escasísimos competidores reconocen haber tomado sustancias anabólicas en escenarios internacionales bien conocidos por todos, es como un tema tabú. Por otra parte, dudo que exista el más mínimo control sobre lo que se toma, y es perfectamente visible que el 99,9% de los culturistas de más alto nivel toman. Es jodidamente imposible alcanzar semejante nivel muscular sin doparse (me llamarán hater, envidioso, etcétera, pero es lo que hay), siendo el dopaje un factor absolutamente diferencial en las composiciones corporales que se pueden admirar en las competencias. Incluso en cuerpos más pequeños como es el caso de los Mens Phisique, está claro que muchos TOMAN.

Luego está el caso de las revistas. Ah sí, benditas revistas. Te ponen ejemplos de entrenamientos de tres horas y dietas de 8.000 kcal cuando una persona de manera “natural” no puede realizar semejantes salvajadas. Descontando que, los chavales que se inician con 16, 18 o 20 años ven a los culturistas y creen que con una buena dieta y suplementación se pondrán como ellos. ¿Por qué no legalizar estas sustancias, estudiarlas a fondo y esclarecer los mitos que la rodean? Quizá yo, personalmente, aún así seguiría optando por un camino sin tomarlas, pero ayudaría enormemente a todos a través de una herramienta que es necesaria para todo y para todos: LA INFORMACIÓN.

uso-esteroides

Conclusión: No me importa quien tome ni qué tome, cada uno es libre y los físicos que sacan al escenario los culturistas me parecen alucinantes. Pero por favor, no me vendas humo. No me digas que todo lo has conseguido a base de entrenamiento y dieta. No me engañes. Los esteroides son un FACTOR DIFERENCIAL, y eso es lo que trato de transmitir a través de este artículo también.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s